La albahaca (Ocimum basilicum) es una planta aromática cuyo principal uso es el culinario, a pesar de su empleo en la medicina natural por sus propiedades. Contiene vitaminas A, C y K y minerales como el hierro, el calcio, el manganeso, el magnesio y el potasio; siendo, además, rica en antioxidantes.

Una de las propiedades menos conocidas de la albahaca es su efecto antidepresivo, que combate la tristeza, el cansancio y la falta de energía, síntomas asociados a la depresión.  En una evaluación farmacológica realizada en 1996 por José L. Pérez de Alejo, Roberto Miranda y Gilda Rodríguez – cuyos estudios fueron publicados en la Revista de Plantas Medicinales de Cuba resultó que “se encontró actividad antidepresiva del extracto fluido del Ocimum tenuiflorum (albahaca morada)”.

Más recientemente, en 2018, el informe de la investigación “Uso de plantas medicinales como tranquilizante en la Parroquia Marcos Espinel del Cantón Santiago de Pillaro”, por Lara Ramírez en Ecuador, cita a la albahaca(ocimum basilicum) entre las principales plantas con propiedades tranquilizantes.

Si usted lleva un tratamiento farmacológico contra la depresión, no debe, en modo alguno, sustituirlo por esta alternativa.

Usos

De acuerdo con saludvidahoy.com, la albahaca es un estimulante que actúa a diferentes niveles: a nivel físico, ayuda a combatir la fatiga y el agotamiento, aumenta nuestros niveles de energía y vitalidad y es muy útil en etapas de recuperación y convalecencia. No obstante, no debemos preocuparnos por sus virtudes estimulantes, ya que no son excitantes ni producen estados nerviosos. Por el contrario, también relajan el sistema nervioso. A nivel emocional, es un excelente remedio contra la tristeza, el desánimo y la depresión y favorece estados anímicos positivos.

Formas de consumo

Para mejores efectos, se recomienda el consumo frecuente que puede ser en té o infusiones, en jugos verdes o batidos frutales, en limonadas, o en cápsulas que se venden como suplemento en las tiendas de medicina natural.

Compartir en: