Por Adrian R. Morales

Imagenes: cortesía del entrevistado

Cuando afirman que eres uno de los mejores diseñadores gráficos y pionero en el campo de los medios digitales en República Dominicana, no puedes dejar de sentir orgullo, como le sucede a Fernando Rodríguez.

Sin embargo, el fundador de Mente Elástica sabe que para ser reconocido de esa manera  las cosas deben hacerse lo mejor posible, cuidando cada detalle en cuanto a los conceptos que representan los mensajes y las comunicaciones corporativas que el cliente comisiona. “Todo debe tener una razón de ser. Nada es fortuito. Por eso investigar es clave en mi proceso”, revela a Fucsia.do.

Graduado de Publicidad en Apec y de Diseño Gráfico en varias instituciones, plataformas digitales y de manera empírica, en 2011 materializó su sueño de crear una empresa única, Mente Elástica™, pero su trayectoria viene de más atrás. En 1999 decidió probar suerte con Canoa Interactiva, un emprendimiento que se dedicaba a desarrollar y diseñar proyectos interactivos en CD-ROM, floppy disks y luego en internet.

Con su actual empresa demuestra, junto a su ingenioso equipo, la importancia y el potencial que representan las nuevas tecnologías para el desarrollo de estrategias de comunicaciones efectivas y contundentes.

Aunque no tiene nada sembrado –solo plantas en tarros adquiridas y sembradas por mi madre–, siempre la ha atraído la naturaleza, donde encuentra inspiración. “Como ser humano y como diseñador me atraen varias aspectos de la naturaleza, desde su infinita gama de colores hasta los maravillosos patrones (“patterns”) y texturas. Y ser parte de ella es genial”, confiesa.

Fernando Rodríguez

FUCSIA: ¿De niño cuál era tu relación con la naturaleza? ¿Qué te asombraba más? 

Fernando Rodríguez: Mi relación con ella siempre has sido de curiosidad y asombro. Me llamaban mucho la atención las hojas secas de las matas de almendras de Gazcue. Me gustaba pisarlas y escuchar su crujido. Solía decir que estaba pisando el tiempo.

F: ¿Cuándo descubriste la proporción áurea y la secuencia de Fibonacci?

FR: Hace algunos 7 u 8 años atrás utilicé o más bien partí de la espiral de Fibonacci como solución gráfica y conceptual de una marca para una clínica boutique de rejuvenecimiento llamada Biologique. En mis investigaciones, que son base fundamental de mi proceso en el desarrollo y diseño de marca, tuve la oportunidad de descubrir y entender esos conceptos relacionados con Fibonacci.

¿Cómo se te ocurrió Mente Elástica? ¿De qué se trata? 

FR: Mente Elástica® es una especie de continuación de mi primer emprendimiento de 1999 que llamé Canoa Interactiva, el cual era exclusivamente para el desarrollo y diseño de proyectos interactivos en CD-ROM, floppy disks y luego en la web. Entonces en 2011, después de 4 años desarrollando proyectos como freelance, decido crear y formalizar una empresa que fuese disruptiva, donde seguí poniendo de manifiesto, junto a mi equipo, mi visión sobre lo poderoso que es contar con un sistema de marca (branding) bien estructurado y del potencial que tienen las tecnologías de la información para el desarrollo de las plataformas de comunicación que conocemos hoy.

F: ¿Cuál es la génesis del nombre? 

FR: La génesis de este nombre tan particular fue a raíz de la experiencia que tuve en una extraordinaria y disruptiva exhibición en el Museo de Arte Moderno de New York (MoMA) que se llamaba “Design and the Elastic Mind”. Quedé muy impresionado con el concepto detrás de la muestra y de la visión de su organizadora, la reconocida autora, editora y arquitecta italiana Paola Antonelli, Senior Curator de Arquitectura y Diseño del Moma.

El nombre de la exhibición se me quedó como un estigma en mi cabeza. Así que cuando decido crear la agencia, no lo pensé dos veces para ponerle en español tan interesante nombre.

F: ¿Por qué viste potencial en los medios digitales desde un principio?  

FR: Antes que todo quiero expresar que mi fascinación por los proyectos interactivos y de  multimedia, como se les llamaba antes, era y sigue siendo de loco. Estaba convencido de que como a mí, la tecnología fascina a la mayoría de las personas; entonces al saber de cómo a través del internet nos daban más acceso a la tecnología de la información, me di cuenta de que  la adopción de estas plataformas digitales iban a ser relativamente fáciles. También venía escuchando con demasiada frecuencia un eco: “Estamos en la era de la información”, por lo que me pude percatar de que estos canales digitales representarían el puente o las vías de acceso a esa era de la información y del conocimiento.

F: Recuerdo que hace 15 años muchos empresarios no confiaban y hasta se negaban a pautar en medios digitales; eran fieles a los medios impresos “de siempre”. ¿Cómo ha cambiado esa mentalidad? ¿Crees que en cierta medida ha influido el cambio de generación y el desmesurado alcance de las redes sociales?

FR: Efectivamente, tal y como lo formulas. Las nuevas generaciones son las que marcan las pautas de comportamiento y consumo así como las vías o canales con los que se identifican. El advenimiento del fenómeno de las redes sociales definitivamente ha acelerado este cambio de paradigma.

F: ¿Cómo ha evolucionado el concepto de branding desde que siglos atrás los ganaderos marcaban sus reses con un hierro al rojo vivo?

FR: Ha evolucionado bastante. La mera función de marcar para identificar cuáles son mis pertenencias (reses) pasó a una identificación de empresa para diferenciarse de las demás y lograr el objetivo de atraer a los consumidores y usuarios a seleccionar sus productos y servicios; una identidad corporativa que miraba más hacia el exterior y que buscaba que de manera pasiva y hasta imperativa los consumidores escogieran sus productos y servicios. Hoy el concepto de marca ha cambiado de paradigma.

Primero, ya no es un mero identificador, sino que es parte integral de la cultura corporativa de las empresas. Ahora se trabaja también hacia lo interno en búsqueda de alinear a todos los miembros de una empresa con los objetivos y metas de esta. Segundo, no se trata simplemente de atraer a los potenciales consumidores y usuarios sino de crear una relación con estos. Pienso que es un concepto más complejo donde intervienen múltiples variables que deben estar bien articuladas y responder a una estrategia.

F: Algunos se han atrevido a decir que el branding es hasta cierto punto manipulación. ¿Qué crees tú?

FR: Esta pregunta es muy subjetiva; sin embargo, no le atribuyo acciones de manipulación al branding. El branding define y establece los códigos a través de los cuales una corporación, empresa o individuo (marca personal) comunica sus valores y metas. Identificarse con dichos valores es un acto voluntario de parte del receptor, que responde a su propio marco referencial y cultural. Preferiría utilizar el término influencia al de manipulación.

F: En tu modesta opinión, ¿cómo ha contribuido Mente Elástica a un mejor branding en el país? 

FR: Pienso que hemos contribuido a un mejor branding desde los aspectos comunicacionales, culturales y  estéticos. En sentido general hemos logrado que las empresas construyan una comunicación más clara y objetiva hacia sus públicos de interés. Hemos ayudado a crear una mejor y más fuerte cultura corporativa hacia lo interno de las compañías. Y hemos ayudado a desarrollar plataformas de comunicación (digital y/o análoga) atractivas e intuitivas, que facilitan el acceso a los contenidos que buscan las audiencias de las marcas con las que hemos tenido la oportunidad de trabajar.

F: ¿Por qué hay personas que piensan que el branding se circunscribe solo al logo de la marca? 

FR: La falta de cultura corporativa de la mayoría de las empresas contribuye a mantener esta falsa creencia. Mientras que muchas empresas continúen cometiendo el gran error de crear un gran evento, hacer relaciones públicas, entre otras acciones, solo para comunicar y anunciar el cambio de logotipo, la generalidad de las personas continuará pensando que el branding es solo eso. Y ese es apenas un ejemplo.

F: En los últimos años es más común que las marcas hagan un mejoramiento de su logo sin perder su esencia. ¿Es esto siempre provechoso? ¿Contribuye al cambio de mentalidad? 

FR: Igual que la pregunta anterior, no es el logo o cambio o mejoramiento del logo que dará los resultados positivos que se esté buscando. Es el cambio de mentalidad, la optimización de las acciones y de los procesos internos decodificados por los elementos del branding lo que garantizará el éxito de la organización. Si no lo hacen sobre esa base hay muchas probabilidades que todo continúe igual.

F: ¿Cómo llegas a los clientes o ellos a ti? ¿Sientes que hay poca, moderada o mucha competencia en República Dominicana en cuanto a empresas de vuestra índole?

FR: No hay suficientes empresas de nuestra índole. Hay mucho por hacer aún. Los clientes llegan por referencia de otros clientes y referidos por colaboradores en otros casos. No somos muy activos en redes sociales, por lo que no puedo asegurar que lleguen por esa vía.

F: ¿Cómo manejas una situación en la que un cliente no está de acuerdo con tus ideas o conceptos?

FR: La comunicación con el cliente es neurálgica en esos casos.

F: ¿Cómo describirías el proceso creativo de Mente Elástica?

FR: Pienso que es un proceso muy lógico y bien estructurado. A grandes rasgos nuestro proceso se basa en investigación de varios aspectos de la problemática, análisis, diseño y desarrollo.

F: Supón que un medio de comunicación (de larga y probada trayectoria) quiera potenciar más sus redes sociales (sobre todo Instagram) y dejar en un muy segundo plano la página web. Esto se ve mucho cuando los milenials llevan la parte digital de la empresa. ¿Qué los hace preferir las redes sociales y dejar que una plataforma web caiga en el abandono, con noticias desactualizadas en su home? En este caso creo que aplica el eslogan (muy milenial): “Si no estás en las redes sociales no existes”, parafraseando lo que publicaste en tu IG de “Si no estás en internet no existes”… ¿Qué opinas? 

FR: Deja mucho que decir. Aquí se puede aplicar la cita de Marshall McLuhan: “El medio es el mensaje”. Una plataforma abandonada refleja una marca o compañía inestable, obsoleta, que no tiene una estrategia definida, ni visión, no obstante estén activos en las redes. Pienso que están perdiendo de vista el valor que aún tienen las plataformas web como los websites, blogs, los newsletters, etc. Están apostando a la euforia de las redes sociales y de los milenials. Deben pensar en desarrollar una plataforma de comunicación integral donde puedan distribuir sus contenidos de manera más estratégica y que no esté limitada o atada ni a canales específicos ni mucho menos a generaciones específicas. Todo cambia y evoluciona, los milenials también.

F: Ser independiente y emprender tu propio negocio es de valientes. ¿Cómo fue lanzarte al mercado y abrirte un hueco? ¿Qué les dices a esos que están pensando en hacer lo mismo?

FR: Lanzarme al mercado y hacerme hueco fue y es una emocionante e interminable aventura. Hacer lo que te apasiona y en lo que crees son dos de los principales componentes que necesitas para emprender y lograr tus metas. Luego convertirte en una esponja, leyendo, observando, aprendiendo (hasta de los fracasos), preguntando, ¡haciendo! Luego de esto algo muy importante es… seguir leyendo, observando, aprendiendo, preguntando, haciendo.

F: Te vi por Domestika. ¿Das o recibes cursos allí?

FR: Me encanta esa plataforma. Solo he tomado varios cursos de branding.

F: De los tantos proyectos que has desarrollado en estos años, ¿con cuál te has sentido más satisfecho?

FR: Bueno, hemos hecho muchísimos proyectos tanto de branding como de plataforma digital. En esta última sobresale un trabajo de diseño y desarrollo de plataforma con propuesta creativa del “look and feel” que nos llena de mucha satisfacción y es el nuevo sitio web del ron Bermúdez. Nos gusta porque hicimos maquetas, fotografías y diseño.

En cuanto al desarrollo de un sistema de marca y sus aplicaciones tanto offline como online nos enorgullece haber colaborado con una chica emprendedora, Katherine Bautista, quien organiza por más de 5 años un Festival Internacional de Cortometraje llamado “Libélula Dorada”. Diseño y desarrollo de marca, plataforma digital, aplicaciones análogas, ilustraciones, conceptos de cada edición, etc., son algunas de las cosas que hemos hecho para este importante proyecto.

 

 

 

Compartir en: