Por Adrian R. Morales

Fotos: Cortesía de la entrevistada

 

Derissé De León, la editora y directora fundadora de Somos Magazine, recuerda la casa de su infancia, en su natal San Felipe de Puerto Plata, como un lugar cálido y familiar donde se tejieron muchos sueños como el de ser doctora a sus escasos 10 años. Pero esos anhelos cambiaron a los 12 años cuando de tarde asistía a clases particulares con la artista plástica Norma Montes Silverio, quien la introdujo en el mundo del arte.

A los 13 realizó su primera exposición individual, “Pinitos”, en la Sociedad Cultural Renovación de esa ciudad. “Fue en la casa de la infancia donde pinté mi primera producción de 47 obras al pastel, lápiz y carboncillos”, rememora la multifacética Derissé.

Ya a los 15 coqueteaba con su primera cámara compacta Minolta hasta que un amigo fotógrafo le vendió una Nikon análoga y de ahí, para dejar el empirismo, se fue a tomar clases a los diversos talleres de Casa Chavón en Santo Domingo. “Entre arte, clases de inglés y francés todo eso transcurrió en la casa de la infancia, que tenía árboles frutales, flores de cereza y rosales rojos y blancos”, rememora.

Hoy Derissé de León es una exitosa emprendedora y, como nos cuenta en esta entrevista para Fucsia, con la revista Somos Magazine– que ya cumplió 13 años de publicación ininterrumpida–, se ha convertido en un referente de que todo es posible con enfoque, constancia, esfuerzo y sabiduría.

La gran pasión que la mueve, al igual que a su equipo, se traduce en hitos dignos de elogio. “Con nuestros proyectos trabajamos el talento humano en todas sus dimensiones y hemos logrado mantener interesado a un público meta importante como es el joven-adulto”, señala.

Pero lo más importante, puntualiza, es que las personas, los lectores y seguidores, en especial los puertoplateños, sientan orgullo por este producto editorial. “Eso para nosotros es más que un hito”.

FUCSIA: ¿Qué flores te deslumbraban de pequeña?

Derissé De León: En la parte frontal de mi casa de la infancia había cuatro rosales en tonos rojos, rosados, mamey y blancos, que eran cuidados sigilosamente por mi madre, Dominga De La Cruz, pero el gran amor y la fascinación de mi vida han sido los girasoles y las flores minúsculas silvestres. El girasol es útil, es valiente y busca la luz (respuesta fototrópica). Aún en su tiempo de declive es útil porque de sus semillas se extrae aceite, es una flor de intenso color, es resistente, solidaria, es la flor de la valentía, una característica o cualidad que creo tener.

F: ¿Cuál es la relación de Derissé De León con la naturaleza?

DDL: Armoniosa. Es mi tema principal para crear, mi actual producción para exponer lo revela. En el ámbito fotográfico esta fascinación por la maravillosa obra de Dios queda evidenciada en el título de mi exposición, “Bellezas inusuales”, expuesta en 2017 en Sosúa y Santiago, en la que el 90 % de la temática es naturaleza.

La naturaleza es la expresión divina más genuina, es parte fundamental de mis musas. El amor al arte nace en la adolescencia y es el aliciente de esta etapa de joven adulta. En una maestría de ceremonias reciente, de una colectiva en la cual estoy participando, terminé mi intervención diciendo: “Cuando el mundo parece estar cerrado, cuando el caos y el bullicio suceden, encontramos en el arte el perfecto aliciente…, el arte es lo único que nos salva”.

F: ¿Tienes plantas y flores sembradas en la actualidad?

DDL: La famosa planta de la prosperidad adorna mi sala; además, nunca falta un ramo o girasol solitario. En el patio, en un cantero pequeño, hay auyama (que ha brotado de la nada), guineos o bananos súper “paridores”, orégano criollo, orégano poleo… En otros tiempos de ese cantero germinaron tomates gigantes y ajíes morrones, también perejil y cilantro ancho; ha sido un huerto improvisado.

F: Si tuvieras que identificarte con un árbol, ¿cuál sería?

DDL: Cedro. Un día en oración Dios me dio la visión de ser un cedro donde demasiados nidos de pájaros había. Y me dijo: “Así eres tú, de tus ramas brotará mucho y anidarás a otros”.

F: ¿Crees que las ciudades y pueblos de provincia protegen mejor sus áreas verdes que la capital?

DDL: Hay más pulmones, más reservas…, aunque el ritmo demográfico y su vertiginoso crecimiento hacen que desaparezcan bosques, reservas y que se urbanicen más, incluso sin el cuidado o la protección de esas áreas vírgenes. Todo es relativo y responde a partes interesadas, pero en definitiva hay más zonas verdes.

F: ¿Qué significa Puerto Plata para ti?

DDL: Una tierra de oportunidades donde Dios me plantó para que floreciera de mil maneras. Un terruño o “pueblito encantado”, como diría Juan Lockward, donde converge lo natural con lo turístico, un romance perfecto entre el mar de plata que vio el almirante Colón y la montaña Isabel de Torres…, un poema nacarado de plata. Un crisol de gente con talento invaluable.

F: ¿Qué hay de la Derissé poeta, la que ha sido reconocida por sus versos? ¿Sigue brotando de ti la poesía?

DDL: Es algo que está en mi ADN, es un alimento para mi alma, es la expresión de mi erotismo, del romance con lo bello y de ese “Amado mío del Silencio” que es Dios, porque hay una parte de mi poética que es erotismo y otra que es sacra. Parece contradictorio pero es así…; recuerda que vivo en donde la magia y el encanto hacen pareja.

F: Hablemos del mundo editorial. ¿Qué te lleva a fundar Somos Magazine?

DDL: Ya tenía antecedentes. La fascinación por las revistas del Listín Diario que esperaba los sábados, en especial Ritmo Social y Al Compás…, luego las demás. Lo que nunca me imaginé era que iba a ser periodista y que cuando ingresara a la universidad con el premio único de Fotografía de la Agencia Suiza Helvetas con ese dinero escogiera la carrera de Comunicación Social y ser la matriculada número 2 de ese año 2003 y que ya en 2004 estuviera participando en el programa “Periodistas por un Año” del Listín Diario.

Fue un privilegio que me asignaran al área de revistas del Listín para trabajar en las revistas UNO y Ritmo Social cubriendo desde Puerto Plata, además de reportar para la sección cultural Ventana y que el día de recibir el diploma como pasante en el 2005 conociera a una mujer que me retó a representar a su empresa editorial, doña Rita Cabrer Botello, de Ediciones Cabrer, S. A., donde fungí como vendedora y redactora hasta 2007; la historia es larga.

F: Pero seguro que la puedes resumir hasta llegar a Somos Magazine.

DDL: Me gradué en el 2012 aunque culminé la carrera en el 2007, pues hubo que esperar por un grupo para graduarse. Con toda esa experiencia y de otras oportunidades en semanarios, un diario digital y un periódico local, decido entonces, de la mano de mi tío Juan De La Cruz y con la visión de que podría emprender un proyecto personal de corte editorial (bajo una difícil situación de salud que lo trajo a su país), fundar el 25 de mayo de 2009 Somos Magazine bajo la empresa Creartex POP, SRL, de la cual soy propietaria y presidenta actual. Han sido 13 años de retos, desafíos y “muuuuchos” logros bajo la guía de Dios, mi socio mayor.

F: ¿Sientes que a 13 años de fundada has logrado posicionarla en el lugar que habías soñado?

DDL: Somos Magazine es una revista única, así como Fucsia es única en su clase, y tenemos muchas similitudes, de la adversidad mundial surgimos y siempre he amparado mi política operacional en la estrategia del Océano Azul que nos lleva a crear nuestras propias oportunidades. Somos Magazine es un referente de buen periodismo basado en su eslogan “Valoramos lo nuestro”, algo que hacemos en cada entrega, pues destacamos y valoramos el talento humano y todo su potencial, de ahí el corte o denominación social-variada. Posee un sitial importante y es muy bien acogida cada trimestre. Han sido 53 ediciones exitosas gracias a un equipo que hace que cada edición supere a la anterior, a Dios siempre las gracias.

F: ¿Cómo es la Derissé conferencista, la que promueve el liderazgo y el empoderamiento?

DDL: Arriesgada, aguerrida, intensa. Lo que no haces hoy, en una década lo lamentarás, y como digo en otro de mis emprendimientos personales (@fracesitas25), “La disciplina es el capital de la gente exitosa”. Mirando el boom de esta palabra que es “emprendimiento” creo que va más allá de la “fiebre o moda del momento”. Emprender es entregarte hasta que seas empresa y empoderarte tú mil una veces hasta lograrlo. Los “no” son puertas futuras que solo tú, si te empoderas, puedes convertirlas en “sí”. El futuro y el presente son nuestros.

F: ¿Cuáles fueron tus mayores retos como emprendedora?

DDL: Entiendo que el poder está primero en una misma, o lo cedes o lo cultivas para ti y para beneficiar a más personas. El mayor reto ha sido creer en que todo es posible para los que creemos en Dios. Ningún emprendimiento ha funcionado sin fe, sin visión ni sin compromiso ni disciplina. Somos Magazine es un camino, un estilo de vida, una enseñanza, un hijo que hacer crecer, un árbol frondoso que hace que otros se empoderen y que los anida, que les da sombra y ejemplo a todos. Es una obra de arte del trabajo de muchos. Son muchos corazones fusionados en el buen periodismo.

F: En una era en que el tiempo es cada vez más valioso, ¿cómo logras compaginar todas tus facetas y navegar con éxito en cada una de ellas?

DDL: El tiempo es abstracto. Para lograr compaginar mis facetas precisamente trato de llevar cada cosa en su momento, cada proyecto tiene un tiempo, por eso todo es armonioso. El éxito radica en poder lograr esa armonía entre todo. Y sí, el tiempo es lo más valioso, más que todo el dinero que puedas ganar. Por eso hay que saber vivir y saberlo administrar.

F: ¿Te gusta el chocolate? En una escala del 1 al 10 (con el 10 como punto máximo de fascinación), ¿cuánto te fascina el llamado “manjar de dioses”? Y a propósito, ¿dónde crees que se cosecha el mejor cacao del país?

DDL: Pues diría que un 8 para no empalagarme. Es una fuente de energía nutricional y una delicia que ha dejado al mundo atónito. Debo dar mérito a la gente de San Francisco de Macorís y toda la zona nordestana y sus espesas plantaciones de cacao pero debo valorar y destacar el grandioso trabajo de empoderamiento femenino de las mujeres de Palmar Grande, Altamira, en Puerto Plata, y su empresa comunitaria Chocal, liderada por Milagros Parra (presidenta) y Noemí Crisóstomo (vicepresidenta), cuyos productos han tenido resonancia internacional y en Somos Magazine, en la edición Orgullo Dominicano, de 2016, resaltamos su trabajo. Es increíble cómo de este “manjar de dioses” estas mujeres han encontrado sustento, se han apoyado entre sí y han crecido para exportar; un real ejemplo de empoderamiento, liderazgo y trabajo centrado.

 

Derissé De León complementa su vida profesional en el mundo editorial y empresarial con el de las artes plásticas

Compartir en: