Presidente Club Dominicano de Bonsái

Por Leo Pichardo

@lichao.bonsai @clubdom.bonsaird

Los interesados en iniciarse en el cultivo de bonsáis lo primeo que deben tener es la consciencia de que los bonsáis no son “plantas bonitas”, sino que son pequeñas obras de arte vivas que nos recuerdan y acercan al campo con sus formas de árboles en miniatura.

A continuación, les compartiré unos consejos para mantener en buena forma nuestros bonsáis, y que son, en gran medida, los que debemos seguir para que tengamos  plantas saludables en general.

  • SUSTRATO: Buena alimentación es sinónimo de buena salud. Debemos asegurarnos de que nuestros bonsáis estén plantados en un sustrato que les garantice buen drenaje, oxigenación de las raíces, efectiva capacidad de retención de fluidos y nutrientes. Para preparar un suelo óptimo les recomiendo mezclar los siguientes elementos: 6 partes de gravilla de río fina (2 a 7 mm), 3 partes de sustituto de tierra (compost, Sunshine, etc.) y 1 parte de humus de lombriz sólido.
  • PODA: Para mantener la forma del follaje del árbol debemos podar las ramas que sobresalen de la forma original y las que nacen en lugares donde no son necesarias. Les recomiendo hacerles fotos a sus bonsáis cuando consideren que están en bonita forma o cuando los adquieren. Esto les servirá de guía al momento de volver a podar. “Menos es más” dicen los orientales; demasiado follaje podría crear el escondite y ambientes propicios para que proliferen insectos comedores de plantas, además la planta podría secar ramas en su interior por falta de luz solar.
  • RIEGO: Más fácil muere una planta por mucha agua, que por poca agua. Por poca agua la planta se deshidratará y te alertará al marchitar sus hojas, pero por mucha agua la planta te enviara señales muy sutiles. Por encharcamiento sus raíces iniciarán un proceso de pudrición y si te das cuenta tarde podrías perder ramas o tu planta completa. En el interior de nuestras terrazas las plantas reciben menos luz solar; por tal razón deberemos regar con menor frecuencia. Puedes tocar el sustrato con los dedos para verificar si el suelo está hidratado o muy seco, y en consecuencia regarlo o esperar más tiempo para ello.
  • PLAGAS: Hacer un chequeo a nuestros bonsáis por debajo de las ramas y follaje es recomendable. De esta manera podríamos encontrar y atacar a tiempo alguna plaga. Las plagas no son tontas, ellas tratan de mantenerse escondidas de posibles depredadores y ocultas de los rayos del sol o del riego; por esta razón debemos buscarlas debajo de las hojas. En caso de notar presencia de alguna de ellas, cubre la superficie del sustrato con algún plástico y puedes preparar agua con un poco de detergente lavaplatos; con un cepillo pequeño y de cerdas suaves lavarás cada rama y el tronco. Para las hojas puedes utilizar un trozo de tela fina. Por último, riega el follaje con abundante agua y retiras el plástico. Ojo, no bajes la guardia, te recomiendo aplicar algún tipo de insecticida 1 vez cada semana, por lo menos durante un mes; de esta manera llevarías un ataque sistemático eliminando los nuevos insectos que nacerán de los posibles huevos que queden.
  • NUTRIENTES: Debemos llevar alimento a nuestros bonsáis y esto lo haremos a través de un efectivo abonado. Te recomiendo abonar con menos concentración y más seguido. Esto significa que si las indicaciones del abono que usas dice 1 medida de abono por galón de agua y que lo apliques cada 30 días, uses una media medida por galón de agua y lo harás cada 15 días. De esta manera evitas posible envenenamiento a la planta por exceso de abono y garantizas presencia constante del mismo.

 

CONSEJOS IMPRESCINDIBLES

  • Colocar los bonsáis en lugares donde reciban luz solar y ventilación.
  • Vivimos en el trópico, nuestras plantas no toleran el frío, cero aires acondicionados.
  • Cuidado con los perros, gatos y niños. Sus juegos podrían echar a perder un trabajo de muchos años.
  • No cambiarlos mucho de lugar.
  • Rotarlo semanalmente para que le llegue luz solar a todas partes de la planta.
  • Trabajar los bonsáis con herramientas filosas y limpias
  • No dejar tus bonsáis sin atención por varios días, llévalos donde alguien de confianza.
  • Si tienes dudas busca ayuda de expertos.

 

El objetivo no es que nuestra planta parezca un bonsái, es que nuestro bonsái parezca un árbol.

Compartir en: