Por Leandro Pichardo (Lichao), Pte. Club Dominicano de Bonsái

¿Cómo consigo una planta para hacer un bonsái? Esta es una pregunta que me hacen muy seguido y mi respuesta la comparto en este texto.

Para conseguir una planta para bonsái, primero deberíamos entender qué es un bonsái. Recordemos que la idea es que nuestro bonsái parezca un árbol pequeño; por tal razón, te invito a ver los árboles en su estado natural de manera analítica, entender el porqué de sus proporciones, de las formas juguetonas de sus ramas, de la inclinación del árbol, la cantidad de follaje versus las proporciones del tronco, etc. Al asimilar toda esta información te darás cuenta de qué necesitas encontrar en una planta para que poder realizar un buen trabajo.

Entendiendo esto, entonces podrás toparte sin tu quererlo con muchas plantas en las cuales verás un bonsái en el parque, en la casa del vecino, andando por la ciudad, en los viveros, etc. No todas las plantas podemos tomarlas. De ahí que te recomiendo visitar los viveros, solo que esta vez irás con otra mentalidad: ¿qué características busco en una planta? Preferiblemente tronco grueso y retorcido, corteza rugosa, hojas pequeñas y, sobre todo, una especie que tolere el ambiente que tenemos en casa.

Existen otras maneras de conseguir plantas:

SEMILLAS

Podemos obtener plantas para bonsái a partir de semillas. Lo malo es que necesitamos esperar unos meses o quizás un año para obtener cierta madurez en la planta antes de iniciar a trabajarla para bonsái.

ESQUEJES

Entendemos por esquejes una ramita fina o de mediano tamaño que cortamos a un árbol y que luego la plantamos para que esta desarrolle raíces y finalmente se convierta en una planta. Esta es una buena forma de obtener plantas, pero podría resultar un poco lento el proceso al tener que esperar que engrose y madure.

ACODOS

Esta es una de mis formas preferidas para obtener plantas. En dependencia de la especie, tardará de 3 a 5 meses en desarrollar buenas raíces; luego cortamos la rama acodada y finalmente la plantamos. Es una manera efectiva de obtener buenos troncos gruesos en muy poco tiempo. 

VIVEROS

Algunos viveros se caracterizan por vender plantas pequeñas con bonita floración: orquídeas, suculentas, entre otras. Te recomiendo visitar los viveros donde tengan frutales y plantas grandes. 

COLECTAS URBANAS

Todos hemos visto, cuando va a iniciar una construcción o se hará una remodelación, que en el lugar se encuentren plantas que posiblemente sacarán para desecharlas. Este es el momento donde entramos nosotros los bonsaistas. Somos un grupo que cuando uno ve algo como esto, nos comunicamos y el que pueda, pasa y rescata estas plantas. Por lo general estamos atentos a los trabajos que realizan nuestros ayuntamientos en las calles o a la demolición de una casa amiga. 

COLECTAS EN EL CAMPO

Es también una opción, pero debemos tener mucho cuidado de donde colectamos; no en todas las zonas es favorable hacerlo. Hacer una colecta en un lugar no apropiado, podría afectar negativamente nuestro entorno y medioambiente. Una forma adecuada podría ser que cuando saquemos una planta, plantemos otra en el mismo lugar, preferiblemente de la misma especie o de una especie que se encuentre en la zona. Recordemos siempre no colectar en el mismo lugar de manera seguida, podríamos dañar en cierta manera ese ecosistema.

Especies recomendadas que podrás encontrar en viveros:

  • Jade
  • Fukien Tea
  • Trinitaria
  • Serissa
  • Cereza
  • Tamarindo
  • Campeche
  • Premna

“La idea no es que nuestra planta parezca un bonsái, es que nuestro bonsái parezca un árbol”.

Compartir en: