Por Leandro Pichardo (Lichao), presidente del Club Dominicano de Bonsái

Foto principal: Ricardo Hernández

Para las personas poco conocedoras del arte del bonsái, estas plantas están rodeadas de innumerables mitos, dudas, datos errados y falsas historias. Por lo que aprovecharé esta ocasión para responder inquietudes que me llegan de personas interesadas en conocer más sobre los bonsáis.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Los bonsáis son plantas enanas?

Respuesta  – No. Los bonsáis son plantas trabajadas con técnicas de cultivo que buscan lograr una planta de reducido tamaño con una apariencia de árbol pequeño.

Para que los árboles queden pequeños, ¿debemos cortarles la raíz pivotante?

Respuesta  – Para mantenerlos pequeños, debemos hacerles podas, pero no solo de la o las raíces gruesas, también de las ramas. Al podar parte de las raíces gruesas logramos que nuestro árbol pueda caber en los tarros pequeños para bonsáis; además, logramos un mayor desarrollo de raíces pequeñas o pelos absorbentes y estos sirven para llevar más fluidos a las plantas. Al podar ramas logramos el desarrollo de nuevas ramas y estas -luego de seleccionarlas y darle forma- son las responsables de cargar el follaje que vestirá nuestro árbol, con una constante y acertada poda de raíces y ramas logramos mantener pequeños los bonsáis.

Si siembro una rama cortada de un bonsái, ¿nacerá un nuevo bonsáis?

Respuesta  –  Nada más erróneo. Recordemos que los bonsáis tienen la forma que tienen porque fueron trabajados con esa finalidad. Una persona se dio a la tarea de alambrar su tronco y ramas para darles forma de árbol, esto significa que una rama cortada a un bonsái desarrollará tal cual lo hace de manera natural en el jardín o en el campo.

¿Cuántos años tiene un bonsái?

Respuesta  –  La edad en un bonsái, cuánto mayor sea, puede agregarle valor, pero lo que determina la forma del bonsái es hacer un buen trabajo de poda y redirección de las ramas, entre otros aspectos, y también dependerá de la especie de planta que se escoja. Algunas toman su forma de madurez más rápido que otras.

¿Cuánto cuesta un bonsái?

Respuesta  –  Un bonsái es una forma de expresión artística, lo cual se traduce en que cada bonsái es una obra de arte diferente por muchas razones, tales como especie, tamaño, tarro, sustrato, tiempo de entrenamiento, lazos emocionales, tiempo de trabajo al momento de la venta, etc. Por tales razones no existe un costo estándar; lo que existe es el valor que cada artista considere al momento de la venta. El bonsái que hoy pueda costar tres mil pesos, el año próximo podría ser de cinco mil. El costo dependerá de los factores ya mencionados.

¿Por qué mi bonsái se está muriendo?

Respuesta  –  Las razones más comunes son por el riego: o demasiada o muy poca agua en el sustrato. También puede ser por la cero o muy poca exposición a la luz solar (no sol directo, aunque algunas especies lo toleran).

Por otro lado, hay quienes lo ponen en salones con aires acondicionados, lo que cambia radicalmente el ambiente; otro factor puede ser la falta de nutrientes, utilización de un sustrato no adecuado o proliferación de plagas.

Antes de que sean bonsáis, fueron plantas en el bosque, vivero o jardín, y eso quiere decir que debemos tratarlas como tales. Un buen sustrato, buena hidratación, control de las plagas, abonado efectivo y suficiente luz solar les brindaran lo necesario para estar en salud.

¿Cualquiera puede aprender a hacer un bonsái?

Respuesta  –  Después de tantos años de enseñar este arte a tantas personas, de diferentes áreas de conocimientos y diferentes oficios, puedo afirmar que cualquiera puede aprender. Para lograrlo, solo se debe tener deseos de aprender, seguir las instrucciones, voluntad, empeño, trabajo constante y paciencia.

Si hago un curso, ¿en qué tiempo puedo lograr un bonsái?

Respuesta  –  Si nos proponemos y trabajamos constantemente nuestros árboles, bajo una dirección adecuada, llegaremos a tener bonsáis con muy bonitas formas. Es bueno destacar que no debemos apresurarnos para aprender; se debe disfrutar del proceso y de cada etapa de crecimiento y respuesta que nos dé nuestros árboles. Es posible que antes de llegar a dominar el arte del bonsái, se nos mueran algunas plantas, pero eso forma parte del proceso, se aprende de los errores y si se es persistente se verán buenos resultados. El bonsái no se hace por arte de magia, más bien vivirás la magia de poder crearlo con tus propias manos.

LA IDEA NO ES QUE NUESTRA PLANTA PAREZCA UN BONSÁI, ES QUE NUESTRO BONSAI PAREZCA UN ÁRBOL.

-Jhon Yoshio Naka-

Compartir en: