Texto y fotos por Yulendys Jorge

 

Los ecosistemas de los bosques, parques nacionales y las reservas científicas están compuestos en su mayor medida por una inmensa cantidad de especies vegetales fundamentales para la existencia humana y el equilibrio del planeta. Esas especies son las que estudian los biólogos, en su rama de la botánica.

De ahí que estos científicos sean los que estén en primera línea en cualquier actividad de estudio, conservación o rescate de las áreas verdes. Sin botánicos, no podemos hablar de sistemas sostenibles, ecología ni de medioambiente.

La revista Fucsia ha dedicado el espacio Protagonistas a dar a conocer la ardua y constante labor que realizan nuestros hombres y mujeres de ciencia. En esta ocasión conversamos con Elizabeth Séptimo, quien trabaja en su tesis de grado en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), pero ya tiene un largo recorrido de siete años de aprendizaje de campo guiada por los investigadores del Jardín Botánico Nacional, donde es encargada interina del herbario, un museo de plantas disecadas organizado de manera sistematizada, el cual tiene representada la flora de la isla, es decir, República Dominicana y Haití.

El herbario del Jardín Botánico tiene como función principal el estudio de la flora nacional a través de exploraciones botánicas que realizan sus técnicos en toda la geografía del país para recolectar y ordenar bajo un estricto sistema taxonómico que sirve de fuente de información de referencia para universitarios, científicos, y programas de conservación de plantas en peligro de extinción.

La colección del herbario cuenta con alrededor de 140 mil ejemplares de la isla y de otras regiones, entre ellas Cuba, Jamaica, Puerto Rico y Estados Unidos.

 

Fucsia: ¿Por qué escogiste estudiar biología?

Elizabeth Séptimo: Sentí y sigo sintiendo que es la forma más directa de entender la vida, se aprende a ver el mundo con otros ojos y tener la satisfacción de dejar el mundo un poco mejor a través del trabajo que realizamos como biólogos.

F: ¿Cómo tomaron tus padres o tu familia la noticia de que estudiarías Biología?

ES: (Risas). No tenían mucho conocimiento sobre la carrera, solo preguntaban si eso me daría dinero…

F: ¿Por qué te inclinaste por la botánica?

ES: Como estudiantes buscamos la forma de colaborar en lugares afines a la carrera de biología, existen varios lugares donde nos dan la oportunidad  de entrenarnos y adquirir conocimientos (Instituto de Zoología y Botánica de la UASD, Museo de Historia Natural, Centro de Investigación de Biología Marina (CIBIMA), y otros. En mi caso tuve la oportunidad de entrar al Jardín Botánico como colaboradora. Meses después fui elegida para trabajar como asistente en un proyecto… y ya llevo 7 años formando parte del equipo técnico.

F: ¿Qué te satisface más de la carrera y de tu trabajo en el herbario?

ES: Los trabajos que hago para aportar a la ciencia; y en el herbario dar el debido mantenimiento a la colección y poder enseñar a otros el valor que poseen las colecciones botánicas.

F: ¿Cómo lograste dominar el tema del herbario?

ES: Como dicen, “los años y la práctica hacen al maestro”. Todos los días se aprende algo nuevo, siempre me mantengo actualizada leyendo literatura relacionada con el tema.

F: ¿Haces expediciones botánicas? ¿Qué disfrutas más de ellas?

ES: Sí, lo que más disfruto es poder aprender algo nuevo sobre una o varias especies de plantas, los diferentes tipos de vegetaciones, al igual el contacto directo con la naturaleza; eso no tiene precio.

F: ¿Cuáles son tus especies favoritas?

ES: La familia botánica Rubiaceae; fue el primer grupo de plantas con el que trabajé y me encantó. Realicé una ponencia en el Congreso Internacional de Biodiversidad Caribeña 2017. Entre las más de 6.000 especies de esta familia, distribuidas por todo el planeta, una de las más representativas es el café (Coffea arabica).

F: ¿Cómo ves la profesión de la botánica en el país?

ES: Realmente no tiene el valor que merece, espero que con el tiempo eso cambie.

F: ¿Qué consideras hace falta para atraer a más jóvenes a la carrera?

ES: Promoción, promoción, promoción…, ya sea a través de las diferentes redes hasta canales televisivos. Desde mi punto de vista muchas personas no tienen conocimiento del estudio de la licenciatura en Biología como tal, siempre reconocen biología con cierta mención (física o química), por lo que pienso hace falta promover más.

F: Para ti, ¿cuál es la importancia de un botánico? ¿Cuáles son sus aportes?

ES: Su importancia radica en que es un científico encargado del estudio de la flora, su clasificación taxonómica y nomenclatura; puede determinar dónde crecen las plantas, estudia los impactos que estas puedan tener, entre otros aspectos. Dentro de los aportes que puede hacer un botánico está el descubrimiento de nuevas especies de plantas para la ciencia.

 

Elízabeth durante exploraciones botánicas

Compartir en: