Por Yulendys Jorge

El botánico inglés-estadounidense Andrew James Henderson tiene en su haber más de cuarenta años de trabajo e investigación científica, ha visitado los más grandes herbarios del mundo en Europa, Asia y América, y cuenta entre sus aportes haber descrito y clasificado taxonómicamente alrededor de 314 especies y subespecies, en especial en la familia Arecaceae (palmas o palmeras).

Autor de varios libros, entre ellos The Palms of the Amazon y Guía de campo de palmas de América, Henderson se educó en el Wycliffe College de Gloucestershire y en Birkbeck, Universidad de Londres. Su doctorado lo recibió de la Universidad de la Ciudad de Nueva York en 1987, año en que empezó a formar parte del equipo de científicos del Jardín Botánico de Nueva York (NYBG por sus siglas en inglés) como curador del Instituto de Botánica Sistémica, y retirado en julio 2021.

Coccothrinax. Foto: Francis Jiménez

Coccothrinax. Foto: Francis Jiménez

Durante los tiempos del confinamiento de 2020, nos cuenta, empezó a tener una idea fíja, “casi obsesiva: ahondar en el estudio de un género retador entre las Arecaceae, la Coccothrinax. Esto lo condujo al herbario del Jardín Botánico Nacional Dr. Rafael M. Moscoso, donde conversó con la revista Fucsia.

La Coccothrinax es un género presente solo en la región del Caribe, la cual es “muy poca estudiada por su complejidad, dada la gran cantidad de híbridos que existen. Y a la vez es un grupo de plantas muy apreciadas por su gran valor ornamental”, señala el taxónomo.

Durante su estancia de una semana en República Dominicana, Henderson agotó varias jornadas de trabajo en el herbario del JBN, punto de inicio de su viaje por las Coccothrinax, ya que tiene en su agenda visitar Cuba para continuar sus investigaciones.

El botánico Francis Jiménez, subdirector del JBN, junto al doctor Henderson

El botánico Francis Jiménez, subdirector del JBN, junto al doctor Henderson

Hallazgos

La visita del experimentado taxónomo fue beneficiosa para la comunidad botánica del país, ya que “entre las especies recolectadas por botánicos dominicanos y conservadas en el herbario, el doctor Henderson identificó nuevas poblaciones de la Coccothrinax jimenezii”, nos informó el botánico Francis Jiménez, a quien está dedicada por sus colegas Milcíades Mejía y Ricardo García, ambos exdirectores del Jardín.

Nuevas poblaciones significa “nuevos individuos donde crece la planta que no estaba formalmente registrada, como en la base de la sierra de Neiba, frente al lago Enriquillo, y en Gonaive, Haití”.

El doctor Henderson enfatizó que “la gente vive y necesita de las plantas, y para que la humanidad se pueda beneficiar de estas es imprescindible la tarea del botánico taxónomo, a pesar de que hay quienes ven este oficio como anticuado. Aún faltan muchas especies por descubrir”.

Henderson, una autoridad a escala internacional como taxónomo, considera que República Dominicana tiene “una buena comunidad de biólogos y una fuerte tradición de investigación botánica”. Comparando el herbario del JBN con otros en los que ha tenido que trabajar, dijo sentirse maravillado por “las excelentes condiciones físicas, ambientales, por el apoyo y la asistencia de los técnicos, y por la variedad de los especímenes recolectados y catalogados”.

 

Agradecimiento: A Amelia Mateo, bióloga con maestría en briología, por su asistencia en la traducción durante la entrevista al doctor Henderson

Compartir en: